Ortodoncia removible invisible

Ortodoncia removible invisible

Ortodoncia invisible y removible… ¿cómo funciona?

La ortodoncia invisible sustituye los brackets de metal por alineadores o férulas de plástico transparente, que se colocan como si fueran una funda en la arcada superior o inferior, y fuerzan a los dientes a recolocarse igual que lo harían unos brackets. En cada revisión, el ortodoncista en lugar de ajustar manualmente los brackets, entregará al paciente unos nuevos alineadores de ortodoncia invisible, diseñados mediante un software de simulación 3D.

No sólo son transparentes sino que además son removibles, y puedes quitártelos siempre que quieras para comer o salir a una cena. Resultan mucho más cómodos, no producen llagas ni heridas, puedes lavarte bien los dientes, acortan tus visitas al dentista, etc.
Se cree que la ortodoncia invisible sólo es apta para correcciones ligeras, pero esto no es así: La ortodoncia invisible mejora día a día y es capaz de corregir casos de gravedad media sin problemas. Aquí cobra importancia la experiencia del propio ortodoncista, claro.